martes, marzo 10, 2009




Decime que hago para acercarme

y comer esa boca que tanto deseo...

Me muero de ganas...
Me muero de ganas...

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Tus labios cómplice del beso. pasión compartida...

hermosos versos


saludos fraternos con cariño..

SUSANA dijo...

Guauuu! Creo que lo único necesario es una buena dosis de valentía! Que lo logres!

Besitos!

ElPoeta dijo...

Así es siempre el deseo,
mi dulce amiga Andrea,
irrefrenable siempre,
desesperado, intenso...
No creo que te consuele,
pero te dejo un beso,
V.

Caperucita dijo...

No te quedes con las ganas, ánimo y a por todas, para saber cómo sabe esa miel.
Besos.

Acuarius dijo...

:)